El español Miguel Angel Jiménez ha logrado este fin de semana una nueva victoria del Circuito Europeo y ha entrado en la historia al convertirse en el jugador de mayor edad en conseguir una victoria en el Circuito Europeo tras adjudicarse, por tercera vez en su carrera, el Abierto de Hong Kong.

El malagueño, que ya se coronó campeón en Hong Kong en 2005 y 2008, terminó el torneo con 265 golpes (-15) para superar al sueco Fredrik Andersson., que había acabado antes, con una tarjeta de 64 en la última jornada.

Jiménez llegaba a la última jornada líder empatado a golpes con el neozelandés Michael Campbell, que no aprovecho sus oportunidades y acabo el dia con un decepcionante 72, dos sobre par.

Después de abrir con un birdie, Campbell comenzó a desmoronarse cuando falló un golpe en el tercer hoyo de par cinco y su desastre se confirmó cuando hizo un doble bogey entre los árboles para que la bola cayese en el agua en el hoyo 18.

El sueco Fredrik Andersson ocupó la segunda plaza del torneo, con 266 golpes, mientras que el tercer lugar fue para el australiano Marcus Fraser, a tres golpes del ganador. El escocés Stephen Gallacher, el irlandés Peter Lawrie y el italiano Matteo Manassero empataron en el cuarto puesto, con un golpe más.

Finalmente, el andaluz pudo conseguir la victoria, su 19 en el Circuito Europeo. Y comento ante los medios

"¡Ya era hora de volver a ganar, será que el aceite de oliva y el Rioja me ayudan a mantenerme en todo lo alto! Llevaba tiempo jugando bien, cogiendo calles y greenes aunque no lo reflejaban los resultados".

"He sido paciente y sabía que, tarde o temprano, tenía que llegar la victoria. He jugado muy sólido: 17 birdies y sólo dos bogeys en 72 hoyos dicen mucho de mi juego, me he dejado muchísimas ocasiones de birdie que no han querido entrar. Durante estos dos años sin ganar ha habido altos y bajos de motivación; ves que va pasando el tiempo, consigues buenos puestos pero no llega el triunfo y oyes de todo: mucha gente te pregunta si vas a jugar el Senior Tour y parece que ya te quieren retirar"

Entre los españoles, cabe destacar la actuación de Pablo Larrazábal, que acabó el torneo en la octava posición. José María Olazábal fue decimoquinto a nueve, Alejandro Cañizares vigésimo segundo a once y Javier Colomo cuadragésimo séptimo a quince.