Jorge Simón ha conseguido su primera victoria como profesional en el torneo inaugural del Gecko Pro Tour, celebrado en los recorridos de Baviera y Añoreta. El joven jugador madrileño ha ganado con autoridad y ha firmado un total de 205 golpes, con tres tarjetas de 67, 70 y 68 golpes. El segundo clasificado fue el noruego Eirik Tage Johansen, que terminó nada menos que a siete impactos del vencedor final.

Jorge Simón cimentó su victoria en un inicio espectacular de última ronda. Arrancó con un birdie en el uno y un bogey en el dos, pero después enlazó una serie fantástica de tres birdies en el 4, 5 y 7. Impuso un ritmo que nadie pudo seguir. De hecho, ha registrado la cuarta mejor vuelta del día. En tercera posición, empatado con 213 golpes, acabaron el sueco Niclas Carlsson, el holandés Ruben Wechgelaer y el cordobés Marcos Pastor, que salió en el último partido del día junto a Simón. Sólo cinco jugadores consiguieron acabar el torneo por debajo del par, en una clara demostración de las dificultades que han tenido los golfistas durante los tres días de competición.

Simón se mostró radiante tras levantar el primer trofeo de su carrera como profesional, una victoria que ha llegado por sorpresa y que recordemos cuenta para el Ranking Nacional. “Estoy encantado con este triunfo. Si me lo cuentan hace unos días, no me lo creo. Estaba trabajando bien con mi entrenador tras el verano, pero la semana pasada noté que se me iba un poco el swing. No llegué muy confiado al torneo y, encima, llovió mucho el primer día, con lo poco que me gusta jugar con agua. No me esperaba jugar bien, la verdad, pero empecé el torneo con ritmo y fui cogiendo confianza. De esos días en los que ves que todo sale. Hice cinco menos y bien podrían haber sido diez”, señaló.